• LinkedIn
  • Twitter
  • YouTube
  • Google Plus
  • Facebook
  • RSS

formación, prevención y bienestar

Vuelta de las vacaciones

Publicado por Miriam, el 23 septiembre 2015, en hábitos saludables

viñeta

El periodo estival supone una desconexión y un relax en todos los sentidos; alteramos nuestros hábitos alimenticios, desajustamos los horarios, descuidamos nuestras pautas de ejercicio… ¡Pero hay que ponerse en marcha de nuevo!

Y, para ello, te acompañamos en el proceso de volver a la rutina con las siguientes pautas fáciles y el caso práctico de hábitos saludables, que te llenarán de energía para afrontar la vuelta con fuerza.

  • ESTABLECER HORARIOS

Es recomendable fijar horarios de comidas y sueño para aclimatar el cuerpo a los hábitos del día a día. Es preferible realizar la última comida un par de horas antes de ir a dormir para que el cuerpo no trabaje la digestión en horas de sueño.

Descansar bien es fundamental, y recuperar una rutina de sueño te ayudará a optimizar el descanso. Necesitamos dormir unas 8 horas diarias, así que es aconsejable acostumbrarnos poco a poco al horario, yendo más pronto a dormir y levantándonos cada día un poco más temprano, hasta adaptarnos al horario de trabajo.

Al principio cuesta, pero nos acostumbraremos rápido, y nuestro cuerpo y mente nos lo agradecerán.

  • RETOMAR EL EJERCICIO

Practicar ejercicio físico te ayudará a sentirte mejor, con más energía, y a compensar pequeños excesos del verano. Plantéate propósitos asequibles y realiza el que mejor se adapte a tus condiciones físicas: caminar, nadar, ir en bicicleta…

El retorno al trabajo o a otras tareas cotidianas es un buen momento para olvidarte del coche y caminar los 30 minutos diarios que se recomiendan. Olvídate del ascensor durante un tiempo; subir escaleras es un ejercicio muy completo para las piernas y el corazón.

Así, no sólo te sentirás mejor y con más energía, sino que también reducirás el estrés postvacacional.

  • COMER MENOS, PERO MEJOR

Lleva una dieta equilibrada que incluya cantidades adecuadas de verduras, cereales integrales, pescado y carnes blancas, frutas, frutos secos, legumbres… Con ello conseguirás los nutrientes que tu cuerpo necesita para producir energía y vitalidad.

Hidrata bien tu piel, ya que cuando llega el frío uno de los errores más frecuentes es beber menor cantidad de agua porque tenemos la sensación de que no es necesario hidratarse.

Es aconsejable planificar las comidas y las cenas; te ayudará a preparar la lista de la compra para adquirir sólo lo necesario e imprescindible.

Y, por cierto: no abuses de la cafeína para sobrellevar los primeros días de trabajo; puede tener un “efecto rebote” y hacer que nos encontremos más cansados y con dificultades para conciliar el sueño.

  • MANTENER UNA ACTITUD POSITIVA

Incluye en tu día a día actividades que te gusten, hobbies y aficiones que te aporten bienestar y alegría.

La vuelta a la rutina se caracteriza muchas veces por la acumulación de tareas pendientes. Es importante saber priorizar y no dejarnos llevar por el estrés ni agobiarnos.

Mantén una actitud positiva; este periodo que empieza te traerá muchas oportunidades de conocer gente nueva, de aprender cosas interesantes y de mejorar tu trabajo y tu vida.

Y si quieres saber más sobre hábitos saludables… ¡No te olvides de nuestro caso práctico!

Accede a él pulsando sobre la imagen:

Caso practico habitos saludables

 

Contacta con nosotros y te explicaremos cómo podemos ayudaros a mejorar los hábitos, tanto a ti como a tu equipo de trabajo.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario