Blog

¿Cómo aprender mejor? La transferencia del aprendizaje, clave para la mejora de la productividad

Publicado por Daniel Gardeñes, el 7 marzo 2022, en Blog Noticias-BDN

 

“Somos lo que hacemos repetidamente.  La excelencia, pues, no es un acto si no un hábito”

ARISTÓTELES

¿Alguna vez te has llevado las manos a la cabeza y te has preguntado “cómo podrías aprender mejor las cosas”? Si es así, acompáñanos porque en este artículo vamos a repasar qué nos dice la ciencia respecto a cómo aprender mejor. Y, además, podrás descubrir algunas técnicas para retener aquello que vas aprendiendo de una forma más eficiente y prolongada en el tiempo.

 

Evolución del aprendizaje en las organizaciones

Los cambios constantes que estamos viviendo y que, por lo que parece, van a continuar (al menos por un tiempo), nos están llevando a un replanteamiento del qué, cómo y dónde aprendemos

Esta transformación también ha llegado a las organizaciones. Y es que se necesitan habilidades para ser competentes ante las nuevas demandas cambiantes. Así que, teniendo en cuenta que los conocimientos adquiridos previamente no son fijos, ni únicos e imprescindibles, es necesario contar con personas competentes y con capacidad de aprendizaje, flexibilidad y desarrollo a lo largo de la vida.

Estos retos a los que nos enfrentamos en la actualidad en las organizaciones nos impulsan a definir qué habilidades son básicas, no sólo para el corto plazo, si no para el desarrollo a largo plazo y teniendo presente que tendrán que irse reformulando y adaptándose a los cambios constantes que están por venir.

En la actualidad, los procesos de formación en las organizaciones se dirigen a un modelo de desarrollo más auto formativo y autodidacta donde se requieren personas cada vez más maduras y enfocadas hacia su aprendizaje y desarrollo constante. Personas que tengan la capacidad de detectar aquello que ayuda al desarrollo de su propio desempeño, a la motivación y su capacidad de seguir aprendiendo (Personal Learning Environment. Adell y Castañeda 2010) para hacer las organizaciones más competentes.

Pero ¿cómo aprendemos?

Como te prometí al principio de este artículo, a continuación, voy a compartir contigo algunos datos muy interesantes -extraídos de varios estudios realizados sobre la eficacia de la memoria– sobre cómo aprendemos de forma más eficiente. ¡Veámoslo!

Aprendizaje conectado

Aprendemos mejor a través de conexiones, conectando lo que ya sabemos con lo que estamos aprendiendo. Por eso un aprendiz formado tiene mayor capacidad de aprender nuevas cosas. Y de ahí la utilización de recursos pedagógicos en las formaciones online que simulan y contextualizan situaciones reales, con el fin de que los alumnos las conecten con aprendizajes previos que ayuden a consolidar los nuevos adquiridos. (Por ejemplo, con el uso de casos prácticos en formaciones de Seguridad y Salud o la utilización de ejercicios en los que se presentan situaciones contextualizadas a la realidad de los alumnos).

 

Estrategias para aprender mejor

En el magnífico libro ¿Cómo aprendemos? Una aproximación científica al aprendizaje y la enseñanza, Héctor Ruiz Martín nos muestra su investigación sobre la capacidad de retención y aprendizaje de la que extraemos dos conclusiones muy interesantes:

  1. Cuando evocamos aplicamos aquello que estamos aprendiendo. (Roediger & karpicke 2006
  2. En acciones continuadas y espaciadas en el tiempo reforzamos aprendizajes.

Estudio + evocación

A continuación, podrás ver en la imagen uno de los múltiples estudios sobre la evocación (recuperar conocimientos de la memoria y aplicarlos) y su efecto potenciador (resumir, uso de ejercicios, casos prácticos, etc.). Se utiliza la evocación como estrategia de aprendizaje de autoevaluación. 

Como puedes ver, leer y reestudiar es muy efectivo (incluso imbatible) en retención a corto plazo, pero si te fijas en la gráfica de la imagen comprobarás que no lo es tanto a largo plazo, a diferencia del estudio + evocación.

Intervalos de estudio

Además, otros estudios de investigación nos demuestran que cuando separamos en el tiempo los aprendizajes o las repeticiones, estos refuerzan los recuerdos y el aprendizaje es más eficiente. Por lo que la mezcla de ambas estrategias es ideal para aprender mejor y que el aprendizaje perdure en el tiempo. (Curva del olvido. Hermann Ebbinghaus 1885). 

Aprendemos de forma eficiente cuando comprendemos lo que estamos aprendiendo ya que eso nos permite tomar decisiones o resolver problemas.

La transferencia del aprendizaje

De ahí la importancia de dirigir el objetivo de las acciones formativas a lograr la transferencia de aprendizajes. Pero ¿qué es la transferencia del aprendizaje?

La transferencia del aprendizaje sucede cuando podemos apoyar los conocimientos y habilidades que adquirimos en un contexto concreto o mediante unas actividades específicas, para alcanzar nuevos propósitos. Ya sea para resolver nuevos problemas, responder a nuevas preguntas o aprender nuevos conceptos o habilidades (Perkins y Salomon 1992).

Según el autor, las principales claves que ayudan a la transferencia son dos:

  1. Vincular los aprendizajes a contextos cercanos.
  2. Combinar el uso de ejemplos concretos en contextos diversos.

Los estudios reflejan que nuestro cerebro tiene tendencia a aprender a partir de lo concreto. Por lo que el uso de ejemplos específicos es un refuerzo pedagógico que ayuda y potencia la comprensión.

Respecto a la vinculación de las emociones en el aprendizaje debemos resaltar su importancia, ya que estas intensifican los recuerdos, pero no aprendemos más por el hecho de que aparezcan. De hecho, estamos generando emociones continuamente en los procesos de aprendizaje, pero el verdadero objetivo de vincular las emociones con el aprendizaje es lograr la motivación de los alumnos. 

 

¿Cómo lograr la motivación en los procesos de aprendizaje?

Así que la pregunta aquí es ¿cómo lograr la motivación en los procesos de aprendizaje? Según el autor, podremos lograrlo con diferentes estrategias de las que destacaremos algunas aquí:

  • Clarificar al inicio cuáles son los objetivos de aprendizaje.
  • Promover actividades interesantes que requieran esfuerzo.
  • Facilitar la comprensión de lo que se aprende.
  • Conectar las actividades/temas con los intereses de los alumnos. 
  • Ajustar los niveles de dificultad a una media.
  • Conectar aprendizajes con contextos útiles y reales.

Finalmente, utilizando los consejos indicados para promover la motivación, generaremos un mayor nivel emocional en el proceso de aprendizaje que impacta directamente en la transferencia y en el refuerzo de los recuerdos a largo plazo.

Históricamente, en los procesos de formación en las organizaciones hemos centrado nuestros esfuerzos en llegar a los alumnos y posteriormente impactar o captar la atención de estos.

Ahora tenemos el gran reto de añadir otras variables como la motivación, las emociones y los refuerzos en los procesos de aprendizaje que diseñemos, para así lograr un mayor impacto y perdurabilidad de los aprendizajes

Bibliografía

Adell J.y Castañeda L. Los entornos personales de aprendizaje. PLE’s. Una nueva manera de entender el aprendizaje. 2010

¿Cómo aprendemos? Una aproximación científica al aprendizaje y la enseñanza. Héctor Ruiz Martín. 2020

Sobre la memoria. Hermann Ebbinghaus. 1885

Transfer of learning. David N. Perkins y Gavriel Salomon. 1992

 

La importancia de la ciberseguridad en la nueva era poscovid

Publicado por Daniel Gardeñes, el 26 abril 2021, en Blog

2020 ha sido un año nefasto en muchos aspectos: una pandemia global, confinamientos totales, un deterioro económico galopante y el cierre de muchos negocios, entre otros. Si bien estos hechos no son nada desdeñables, también es cierto que esta situación extraordinaria ha resultado ser un empuje (que en opinión de muchos ya era necesario) hacia la digitalización de las empresas españolas, puesto que se han tenido que implementar prácticas como el teletrabajo en su día a día.

Si bien esto es a priori algo positivo, pues en la mayoría de casos reduce los costes de la empresa y aumenta su eficiencia, también conlleva una serie de riesgos que hay que prevenir a toda costa, tanto para la salud física y mental de sus miembros (puestas en riesgo por un cambio en el estilo de vida al tener que teletrabajar) como para la seguridad en el mundo digital.

Nos centraremos, pues, en el segundo tipo de riesgo, el referente a la seguridad en el mundo online. La apresurada digitalización de muchas empresas, a causa de las circunstancias mencionadas anteriormente, les ha llevado a hacerlo sin disponer de un sistema lo suficientemente seguro, y, sobre todo, sin tener los conocimientos sobre cómo utilizar de forma segura las nuevas herramientas TIC. Al estar los integrantes de la empresa conectados a la red corporativa de forma remota, y algunos de ellos utilizando herramientas con las que no estaban familiarizados, el aumento de la vulnerabilidad es importante. Esta circunstancia da pie no solo a correr el riesgo de sufrir una filtración de datos privados de la empresa o a ser víctima de fraudes, sino también, lo que podría ser todavía más grave, a que se sustraigan datos de clientes y colaboradores. Este hecho podría acarrear responsabilidades legales para la empresa, que podría verse expuesta a tener que indemnizar a sus clientes por no haber tomado las medidas de seguridad necesarias.

De ahí la razón que da nombre a este artículo, pues tanto en lo que se refiere a la seguridad informática como a la protección de datos personales y de terceros, es importante que en este año 2021 las empresas que tuvieron que digitalizarse apresuradamente el año pasado centren parte de sus esfuerzos en implementar o mejorar su seguridad digital. Dicha mejora no consiste únicamente en aumentar las medidas técnicas de seguridad digital, sino también en que cada miembro de la empresa conozca una serie de procedimientos y adquiera unos hábitos para que la empresa no quede expuesta a prácticas fraudulentas, como por ejemplo suplantaciones de identidad o intentos de phishing.

Así pues, con una buena formación en este campo se puede llegar a evitar muchos errores que se pueden cometer en el día a día en cuanto a la seguridad de la información de la empresa. Si crees que en tu organización podéis mejorar en este aspecto, en BDNPLUS podemos ayudar a tus colaboradores a adquirir estas habilidades y conocimientos para que puedan utilizar estas herramientas de forma segura, tanto desde la oficina como teletrabajando.